martes, 3 de diciembre de 2013

Invierno. Resbalitas y aguinaldos


Como si de una postal se tratase, siempre recuerdo a Antonia cantando en la iglesia este villancico..."cae la escarcha y se endurece el suelo y se enfría el rostro del Manso Cordero". Todo ello acompañado del rascar rítmico de dos conchas de vieras o de alguna botella de anís, delante del "nacimiento" con todo el detalle posible.
¿Y os acordáis de las "resbalitas" que se formaban en la Cuesta de la Escuela? ¡Qué buenos patinadores éramos!
También recuerdo ir a por el aguinaldo a casa de los padrinos. Llevábamos un serón para recoger nueces, naranjas, un cacho de chorizo, galletas y en algún caso algunas monedas. Todo ello con las madreñas puestas para no mojarnos las zapatillas.
Mis mejores deseos de felicidad y salud para la gente de Riofrío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario